• Reparación de pequeños desconchados.
  • Restauración de aleros, frentes de balcones, dinteles, alfeizares.
  • Saneo y reconstrucción de superficies de hormigón.
  • Rejunteo de fachadas.
  • Fijado de piedras o losas.
  • Inspecciones de tejados, fachadas o chimeneas.